viernes, 13 de abril de 2012

La carta de Asimov

Publicado por Dani Torregrosa - 0 comentarios



DANIEL TORREGROSA.- Hace una semana se cumplieron veinte años de la muerte de uno de los mejores divulgadores científicos que jamás han existido: Isaac Asimov. Muchos de los participantes y asistentes al inminente StAS Alicante seguro que han leído sus libros, y quizás gracias a ellos se engancharon  a la ciencia. La obra divulgativa de Asimov es muy amplia, en todos los sentidos, abarcando muchísimos temas y ramas del conocimiento, incluida la historia. Todo un magnífico e imprescindible legado compatible con su otra faceta más literaria, la ciencia ficción.

Una de las anécdotas que mejor reflejan la personalidad de Isaac Asimov fue la que ocurrió en 1971 cuando una bibliotecaria de la ciudad norteamericana de Troy en Michigan, Marguerite Hart -encargada de la sección de libros infantiles-,  tuvo la idea de escribir a distintos personajes del mundo de la literatura, cine y política para que contaran en forma de carta la importancia que tienen, o tuvo para ellos, las bibliotecas. Hart recibió casi un centenar de cartas, pero la epístola más inspiradora, de la que más se ha hablado fue la de Isaac Asimov:




   
                                                                                              16 de marzo de 1971
Queridos chicos y chicas,

Felicidades por la nueva biblioteca, porque no es sólo una biblioteca. Es una nave espacial que os conducirá a los más lejanos límites del universo, una máquina del tiempo que os trasladará al lejano pasado y al lejano futuro, una profesora que sabe más que ningún ser humano, una amiga que os entretendrá y consolará y, por encima de todo, será una puerta hacia una mejor, más feliz y provechosa vida.
                                                                                                  Isaac Asimov
Era 1971 e internet no existía. Pero el mensaje no ha cambiado. 

*Puedes conocer más a Daniel Torregrosa en su blog: Ese punto azul pálido